Noticias

LA IGLESIA VIVE DE LA EUCARISTÍA

Los próximos días  del 20 al 22 de septiembre del 2019 se llevará a cabo en esta  ciudad de Mérida, el VII Congreso Eucarístico Nacional 2019, por lo que vale la pena recordar la Carta Encíclica “Ecclesia de Eucharistía”  que es la última emitida por S.S. Juan Pablo II, en la que nos señala que la Iglesia vive y se alimenta de la Eucaristía, en este hermoso documento nos muestra también la importancia que los cristianos debemos darle a la Eucaristía.

Los documentos del Papa son redactados en latín, y su título se toma de las primeras palabras que lo forman.  Esta carta encíclica comienza diciendo que la “Iglesia, vive de la Eucaristía”, y en latín, las tres primeras palabras de esto corresponden a: “Ecclesia de Eucharistia.

El Papa nos comenta en este documento, que la Eucaristía actualiza el misterio del Triduo Pascual en el que Cristo, perpetúa su presencia y se queda con nosotros, para darnos su vida divina en alimento.

En la introducción, el Papa nos abre su corazón, al hacer recuerdo de las Misas que ha celebrado a lo largo de los más de 50 años como sacerdote en iglesias, en basílicas, en capillas situadas en senderos, en montañas, a orillas de los lagos, en las riberas del mar, en altares construidos en estadios, en las plazas de las ciudades. Estos escenarios tan variados le hacen experimentar el carácter universal de la Eucaristía, porque también cuando se celebra sobre el pequeño altar de una iglesia, o en el campo, la Eucaristía se celebra, en cierto sentido, sobre el altar del mundo.

El Papa pone la Eucaristía en el centro de la atención de la Iglesia y de cada uno de los fieles. Dice: “Contemplar el rostro de Cristo, y contemplarlo con María, es el programa que he indicado a la Iglesia en el alba del tercer milenio, invitándola a remar mar adentro en las aguas de la historia con el entusiasmo de la nueva evangelización”.

Hace también una llamada de atención para que se observen con gran fidelidad las normas litúrgicas en la Celebración Eucarística. “Son una expresión concreta de la auténtica eclesialidad de la Eucaristía; éste es su sentido más profundo. La liturgia nunca es propiedad privada de alguien, ni del celebrante ni de la comunidad en que se celebran los Misterios”.

Nos pide el Papa, tener Fe para creer que en cada Eucaristía y en cada Misa, se hace presente, no sólo la Pasión y Muerte de Cristo, sino también el misterio de la Resurrección, que corona su Sacrificio, nos señala que, detrás de las especies del pan y del vino, está Cristo, Dios y hombre, entero e íntegro, en cuerpo, sangre, alma y divinidad.

Concluye la encíclica, con una amplia referencia a la profunda relación de la Virgen María con el misterio de la Eucaristía. “En cierto sentido, María ha practicado su fe eucarística antes incluso de que ésta fuera instituida, por el hecho mismo de haber ofrecido su seno virginal para la encarnación del Verbo de Dios”.

Les invitamos a leer y meditar esta Carta Encíclica, que nos animará a participar más consciente y activamente en la Eucaristía, ya sea a través del santo sacrificio de la Misa o con la adoración al Santísimo Sacramento.

Por Carlos M. Pasos Novelo, Academia San Juan Diego, Mayo 2019.